Por qué viajar en tren por Europa

railway-840793_1280

Un viaje en tren por Europa

Viajar en tren por Europa es, en mi opinión, la mejor forma de conocer el Viejo Mundo y, aceptémoslo, también es la más romántica. Es práctico, mágico, cómodo e inspirador, y para aquellos que venimos de países donde este medio de transporte prácticamente no existe —como Colombia, México y otros países de Latinoamérica— igualmente resulta misterioso. Las vías férreas cubren casi la totalidad del continente, tanto que uno podría subirse a un tren en Londres, en la esquina noroccidental de Europa, y bajarse 3,000 kilómetros después en Estambul, en el extremo sudoriental.

En este artículo le presento otras excelentes razones por las que viajar en tren por Europa es una experiencia que no se debe perder.

1. Las hermosas vistas

Viajar por tierra, y especialmente en tren, es una de las mejores formas de conocer el país en el que estamos. Cuando yo viajo, prefiero poder ir viendo los distintos paisajes, pueblos y ciudades por los que paso, y no hay mejor manera de hacerlo que en tren. Las ciudades europeas son asombrosas, pero los campos en las zonas rurales son igual de extraordinarios. En muchos lugares estos paisajes son una atracción en sí, como las Tierras Altas de Escocia, la región de Cinque Terre en Italia y la Línea Rauma en Noruega. Créame, son sitios que le robarán el aliento.

switzerland-99643_1280

Tren con paisaje suizo de fondo

2. Comodidad

Viajar en tren es viajar cómodo. Los asientos son amplios, hay más espacio para estirar las piernas y si uno lo desea incluso puede pararse a caminar. Algunos trenes tienen wifi, servicio de comida o mesas entre los asientos, por lo que fácilmente podría sacar un libro, laptop, cuaderno o almuerzo y disfrutarlo mientras viaja.

3. Estaciones con ubicación céntrica

Las estaciones de tren no son como las terminales de los aeropuertos, que generalmente están situadas lejos de la ciudad, sino que la mayoría de ellas tiene una ubicación cerca o dentro del centro. Uno se baja del tren, sale de la estación y empieza inmediatamente a disfrutar de la ciudad. Si reservó un hotel céntrico puede caminar hasta él y ahorrará tiempo y dinero en transporte.

railway-station-1653817_1280

Moderna estación de tren en Europa

4. Trenes nocturnos

Viajar de noche y dormir en el tren es una magnífica manera de optimizar sus tiempos en Europa, especialmente si tiene vacaciones cortas. En lugar de estar desperdiciando valioso tiempo trasladándose durante el día de una ciudad a otra, puede hacerlo de noche mientras duerme y así no se pierde de nada. Los trenes que recorren largas distancias tienen vagones con camas tipo literas para dormir como bebé.

train-746629_1280

Vías férreas en Noruega

5. Otros motivos

  • No hay filas largas para registrarse o abordar
  • No hay cargos extra por exceso de equipaje
  • Puede relajarse con una copa de vino o una cerveza mientras disfruta las vistas (hay excepciones)
  • La mayoría de trenes son puntuales
  • Las estaciones de tren están llenas de historia y belleza
  • Podrá hacer nuevos amigos

Viajar en tren es una experiencia única y no hay mejor lugar para hacerlo que en el continente donde este medio de transporte se inventó. Le prometo que quedará encantado y que jamás querrá volver a poner un pie dentro de un autobús o avión. ¿Está listo para sus vacaciones en Europa?

architecture-908854_1280

Viajeros esperando el tren

Artículos recientes de Daniel Adame (ver todo)